lunes, 29 de agosto de 2016

SKUNK ANANSIE. ANARCHYTECTURE.


Nunca escuché nada en serio de SA, así que este disco me mola mucho.

No hace falta ser muy listo para intuir que sus mejores momentos ya pasaron, pero este  disco es cojonudo.

Rock alternativo de toda la vida, con algún toque moderno en la batería de Victim y Death to the lovers

Y eso que, quitando las baladas, la mencionada Death to the lovers y I´ll let you down, es bastante movidito. Dejando pal final las más “rifferas”(Suckers! Y We are the flames)

Tienen un gran carisma, y seguro que en directo lo dan todo.

Me follaba a la Skin de buena gana, aunque tiene una pinta lesbiana que no puede con ella!

domingo, 28 de agosto de 2016

¿ADICTOS AL SEXO?

Noto últimamente que, sobre todo la prensa,  piensa que por hablar más seriamente un tema, cuela mejor.
Así pasa con los fenómenos paranormales, los ovnis, el “jogo bonito”, o el tema que nos ocupa hoy.

Como decía una colega mía, ahora el tonto del pueblo tiene síndrome de Asperger
Pues con esto igual.
Lo que toda la vida fue un pajero, un salido, un putero, o una gocha… ahora es un adicto al sexo.

Lo definía muy bien un humorista sobre la excusa podre de Tiger Woods por infiel.
Follándome a las tías que se folla Tiger también  soy adicto yo! que se folle una gallina muerta.

Pues eso.

sábado, 27 de agosto de 2016

SCORPION CHILD. ACID ROULETTE.


Un disco más setentas (My woman in Black, I might be your man, Addictions), y psicodélico (Acid roulette, Séance, que parece una misa satánica) que el anterior, que era más hard.
Aunque éste también tiene temas muy potentes ( Reaper´s danse, Winter side of deranged, Moon tension, Tower grove)

Siguen siendo muy Zeppèlin, pero más los Zepp rarunos que los hard-rockeros.
Y, a veces, también recuerdan a Black Crowes.
Todo muy electrónico!

Más espeso y difícil, y cuesta que entre, pero una vez que entra, ya no sale!

Al principio me parecía más Southern, pero aquí el blues-rock brilla por su ausencia, así que nada.

Lo recomiendo a los fans más setenteros.

domingo, 21 de agosto de 2016

ANONHI. HOPELESSNESS.


Anonhi es el artista anteriormennte conocido como Antony Hegarty.

A su cambio estético (se rumorea que quitó ese molesto apéndice colgandero), se le unió uno en su música, que pasó de un pop épico a algo más electrónico, pero con su estilo.
Para mi gusto, un cambio bastante acertado, ya que este gran artista se estaba repitiendo algo.

Tiene temas más normales (I don´t love you anymore, Marrow), más oscuros (Obama), o más modernos (Violent Men, Hopelessness).

Antony siempre hizo lo que le dio la gana (decir aquí”lo que le salió de los cojones” igual queda mal) y, probablemente. este sea su disco más experimental, y el que más me gusta desde su gran obra “I´m a bird now”

De nuevo, sus letras son bastante complejas, y no parecen meros complementos de las melodías.

Familia, muerte, ganas de dejar este mundo, tristeza, asesinato… muy gay todo!!!